lunes, 2 de agosto de 2010

Desvarios.

¿Sabes que es una elección?¿Sabes alguna vez cual es la correcta?¿Y la que no deberías escoger?

Bien, imaginemos dos chicos, dos perros, un labrador y un pastor alemán. El pastor alemán, al principio fue cariñoso, protector, gracioso, pero juguetón y jugó contigo, al final acaba mordiendo pero después te lame la herida. El labrador, dulce, tranquilo, con ideas claras, con amor para darte pero sin sorpresas, siempre las mismas rutinas, capáz de curarte heridas, de guiarte como si fueras ciego pero incapaz de ayudarte a olvidar. Perfecto, ¿Cuál sería la opción correcta? Si mi cabeza pide un labrador y mi corazón busca al pastor alemán.


No hay comentarios: