sábado, 10 de diciembre de 2011

Entre tu cielo y mi infierno.

LN - Te quiero.












La miró con una sonrisa llena de maldad y un gesto frío. Sabía lo que tenía que decir y ella sabía que ya era hora de escucharlo. “Has cambiado”. Y algo la golpeó el estómago. Se sostuvo en pie como pudo, no es de las que se dejen caer, aunque las palabras la corten como cuchillos. “Venga, no llores niña… ¿qué pensaste? ¿de verdad creíste que podías permanecer intacta?” escupió. Y otro cuchillazo. Y las lágrimas que se sostenían en el precipicio de sus ojos. “Ya no te quiere. Se enamoró de tus caprichos y tus ganas de más, de tu rebeldía y tu música, del arte que desbordabas, de tu seguridad y tu encanto, ese que sabías utilizar muy bien para volverle loco. Porque eras distinta, por tus palabras firmes y esa boca poco cuerda, porque le preguntabas por cuánto se vendía y él te regalaba miradas de deseo […]” ¡Basta ya! Demasiados reproches. Nadie tenía la jodida idea de todo lo que había pasado. De que cambió, sin querer, pero para no romperse en dos. Y apretó los dientes. Mientras, miraba esa sonrisa irónica y no la reconocía. Mientras, se miraba en el espejo, sin saber quien cojones estaba allí dentro apuntando verdades.

2 comentarios:

Corpse Bride* dijo...

Me encantan tanto las fotos, como la entrada^^
Un besico, pásate~~

Joe dijo...

Hace mucho que no te leo.... y hace mucho que actualizas. Sorpresa grata al encontrarte, a vos y las fotos que siempre me encatntan...
beso enorme!