domingo, 21 de julio de 2013

No te hundas amor, si ves que me hundo.

Nos sentamos en el kilómetro cero de nuestra historia, solo para ver si estábamos dispuestos a avanzar o a volver hacia atrás, que es lo mismo, porque ya sabemos que todos los caminos, el tuyo y el mío, el nuestro, siempre llevan a roma, amor, donde candamos recuerdos. Pueden pasar transeúntes y dinamita por encima de la casualidad, que el destino siempre hará que volvamos a elegirnos. Confiamos, avanzamos. Sentir tu piel y la mía a milímetros cuando en medio hay carreteras y dudas, océanos y miedo, y bueno, dos camisetas, pero siempre fue fácil hacerlas desaparecer. Te echo de menos, echo litros de más. Ya no se qué escusa ponerle a mi cama del por qué no estás aquí, y en pleno julio, con las ventanas cerradas y los ventiladores apagados, está helada. Vuelve pronto, Solo tú puedes derretirla, derretirme, ser mi sol de manos frías.



                                                                     Fotos: Calabardina


4 comentarios:

Clau dijo...

El texto precioso, y muy guapa en las fotos. Un beso.

Susana Hannagan dijo...

increíble

Raquel Cabest dijo...

Eres puro espectáculo y leerte un vicio ;)

http://versameentuboca.blogspot.co.uk/
Por si te apetece pasarte

Raquel Cabest dijo...

Eres puro espectáculo y leerte un vicio ;)

http://versameentuboca.blogspot.co.uk/
Por si te apetece pasarte