sábado, 23 de enero de 2010

El secreto.

Llevaban horas tirados en el césped descubriendo un poco mas de cada uno, entre besos y risas.
-¿Mañana te veré?
-Es miércoles, no puedo.
El soltó un suspiro y examino con su mirada la de Elia intentando descifrar lo que pasaba por su mente.
-¿Por qué?
-No puedo –dijo secamente.

Alec abandonó las esperanzas, no era la primera vez que ese tema había surgido, pero nunca obtenía respuesta. Se levanto y se fue. Elia cerró los ojos y recordó cada miércoles desde que tenia seis años, cuando su madre la abandonó, si, le había mentido, ella no estaba muerta pero para Elia era lo mas parecido.

No hay comentarios: