martes, 12 de enero de 2010

La estrella.

-Nunca me has dicho como me ves.
-No me creeras.
-Solo esta vez, dejame soñar despierta.
-Eres como un cielo estrellado oculto por las nubes.
-¿Como?
-Nunca dejas que te vean como realmente eres. Vas de dura y luego pasas las noches llorando a solas, yo te he oido hacerlo. Te importa demasiado lo que piensen de ti y mides cada palabra y cada pensamiento de la gente que te rodea. Es complicado ver las estrellas si no dejas que las nubes se marchen Astrid. Deja de esconderte tras una mascara, tras una nube, yo siempre te querre porque eres mi estrella, mi pequeña especial. Nunca te voy a dejar caer, te abrigare si tienes frio, te hare reir si lo necesitas, y te abrazare cuando tengas miedo. Enseñame tu brillo.

No hay comentarios: