sábado, 18 de septiembre de 2010

Recuerdos.

Noche. Noche despejada. Noche de estrellas. Noche con frío. Noche de pensamientos. Noche de sentimientos. Noche. Noche sin él. Noche de recuerdos. Noche con las calles solitarias. Noche oscura. Noche silenciosa. Noche de repoches a su corazón.
Alexia está tumbada en la carretera y mira las estrellas. Da una calada a un malboro y, lentamente deja que el humo la invada por dentro y la nuble un poco la vista. Se pregunta cómo es posible, si cada estrella es un insignificante punto, cómo puede ser que en conjunto, formen algo tan bello. Recorre con sus ojos el cielo e intenta controlar sus disparatados sentimientos, que la apuñalan con recuerdos..

"LLora de rabia, de dolor contenido, de un amor imposible. Se acurruca en un escalón mientras, a lo lejos, escucha la música de la fiesta. Algún que otro borracho se acerca a ella y, al ver que no tiene posibilidad, se aleja serpenteando por la calle, con la botella en la mano.

-Alex, ¿Qué pasa? ¿Qué va mal?
-¿Mal? -Oculta una lágrima que la intenta delatar- nada, solo me colocaba los zapatos, me están haciendo daño..
-No me mientas, estás llorando pequeña.
-No es verdad, es que.. Leiva es un gilipollas -susurra y una lágrima resvala.

Leiva había venido a verla, y trás confesarle alguna infidelidad, la pidió perdón y la dijo que la quería ¿Pero que se creía? No le necesitaba, había conocido a un chico. Jensen, el chico que la vio llorando, el de la sonrisa bonita y recuerda otro encontronazo con él.
-Paul, eh tú!
-¿Qué? Anda, la chica dura. -dijo con una sonrisa- ¿Cómo me has llamado?
-Paul
-Pero si yo no me llamo así.
-Ya, pero como no me dijiste tu nombre ¿Te tendré que llamar de alguna manera, no? -Los dos rien- te dejo que me invites a un helado.

Pero Leiva no se rindió, incluso se arrastró, montó el numerito de que la quería y ¿Luego? se emborrachó y delante de sus narices, se enrollo con otra.
Jensen sabía todo lo que había pasado con Leiva, de echo, le había visto irse con aquella chica. Él sujeta sus mejillas con las dos manos, con la cara muy cerca de la de ella.
-Escuchame -susurra pero Alex le da un sorbo a su vaso, aunque no le cabe más alcohol en el cuerpo- Alexia! escuchame!
-Te estoy escuchando.. -dice con la mirada perdida mientras un torrente de lágrimas inunda sus ojos.
-Es un gilipollas, ¿Vale? no te merece, no merece que estés así joder.
-No, yo no le quiero.
-Ah ¿No? y ¿Por qué lloras, eh? Claro que le quieres y mucho, y te jode aún más que te haya echo todo esto, pero es que a él le va a sudar que tu estés así, no le preocupas, es un mentiroso, te a estado engañando y lo unico que hiciste bien, fue dejarle. Pero ahora te arrepientes, porque le quieres y te jode que otra ocupe tu sitio en sus brazos. -la grita Jensen.
-Yo..

Él la abraza con fuerza, sabe que a sido un poco duro, pero ella necesita tener las cosas claras. La susurra palabras tranquilizadoras, con amor, intentando que sonría, mezclando alguna que otra broma. Ella sonríe mientras se pudre por dentro. Pero, aunque Alex no esta segura de ello, lo que ha echo que explotase en llanto no ha sido Leiva. Ella siente odio por él, mucho odio, pero lo que la derrumbó fue ver a Jensen con una chica abrazada pero se dio la vuelta para no verles besandose. Una lágrima resbala en su nariz. Y otra. Y otra más.

-¿Por qué haces esto? -se separa de él mientras se intenta incorporar, pero se precipitá hacía el suelo por la falta de equilibrio. Jensen la coge.- Contesta, ¿Por qué?
-Porque me importas.
-¿Y la chica con la que te besabas, también?
-¿Qué? No, yo no me he liado con nadie, Alex.
-No, si no importa, pero yo os he visto..
-Es que..
-No, escucha, calla y abrazame, porfavor.

Ella se deja abrazar de nuevo por él, sintiendose segura. Sabe que nunca podrán estar juntos, porque él se ha liado con otra y porque no es capaz de decirle que le quiere. Él la la acaricia el pelo, ojalá supiese lo mucho que la quiere, que no se beso con chica esa, la rechazó por Alexia. Pero sabe que nunca podrán estar juntos porque ella aún quiere a Leiva. Si supiesen lo muy equivocados que están.. "

Alex sube la música de su reproductor intentando borrar los pensamientos y deja caer una lágrima mientras piensa en Jensen. Oh, joder, como le echa de menos.
En la otra punta del pais, Jensen planea la forma de ir a verla, mientras mira a las estrellas y su corazón se acelera con solo pensar en ella.

No hay comentarios: