domingo, 19 de septiembre de 2010

BOM


Después de mucho tiempo, descubres que las sonrisas se compran caras, que las lágrimas pierden su valor por ser de cocodrilo y que el amor se esconde porque no quiere ser encontrado para no ser destrozado por las palabras. El corazón es vengativo y envía fríos recuerdos a la razón, las bocas se traban con falsedad, las miradas ya no dicen nada y la amistad se disuelve en puñaladas a la espalda. Las canciones ya no transmiten calor, las mantas no te protegerán de las mentiras y debajo de tu cama sigue escondido el dolor, esperando a que te duermas para salir. El alcohol ya no ahoga tus penas, el fumar no calma el sufrimiento y las drogas no llevan a ese mundo de felicidad. El espejo nos agrieta y maneja nuestro pensamiento moldeandolo a su manera, las modas son el fin de todos los actos y la personalidad escasea. El pensamiento de superioridad está en todas las tiendas baratas, el dinero compra hasta el orgullo y la mona se convierte en reina vistiendo de seda. La imaginación no imagina un mundo mejor, las buenas ideas se basan en un nuevo televisor y la muerte se lleva a los que todavía no son personas. Todos quieren destacar pisando al que esta debajo, trepando por la red de engaño y descubriendo el triste final de la fama. Después de mucho tiempo, descubres la vida.



A ella le da miedo reconocer que se equivocó al volver
y a el le da miedo volver a las pajas.

No hay comentarios: