domingo, 26 de septiembre de 2010

Una habitación pequeña para dos corazones tan grandes.


Una habitación pequeña para dos corazones tan grandes. Una cama grande para que quepan los sentimientos. Manos inexpertas. Susurros entre abrazos. Comernos a bocados. Bebernos los labios. Caricias suaves.
Mordiscos. Sonrisas entre besos. Las sábanas suaves y el colchón amoldandose a nuestros cuerpos. Nervios, verguenza y miedo debajo de la almohada. Dos en uno. Roces. Un millón de sensaciones. Llenos. Fragancia de amor.


No hay comentarios: