miércoles, 20 de enero de 2010

El reencuentro.


-¡Katherine!
La niñita recorrió con sus azules ojos todo el parque y un brillo especial apareció en su pupila al verlo.
-MI gatow –dijo mientras se fundían en un intenso abrazo lleno de ternura.- ¡te he echado de menos!
Jensen examino los rasgos de su amiga una vez más. Había crecido tanto que casi le costaba reconocerla: sus ojos cielo parecían aun más índigos y su castaño pelo ondulado se había convertido en un liso refinado; había crecido algunos centímetros, pero aun conservaba su pícara sonrisa; sus pechos habían aumentado de tamaño y ahora tenían una forma redondeada; Y se envolvía en un vestidito corto que dejaba ver sus largas piernas.
Su gato, sin embargo, seguía igual que hace cuatro meses.
-Yo también te he echado de menos y por lo que veo, sigues siendo una enana –rió mientras le revolvía el pelo.
-¡No seas bobo! –dijo a la vez que reía.
Kathe seguía igual de alegre, libre y de descuidada. Con su pequeña sonrisa siempre presente y sus ganas de disfrutar, como si nunca tuviera problemas, ¡o como si ni siquiera conociera esa palabra! Era realmente preciosa, pensó Jensen.
-¿Y ya has dado tu primer beso?
-Bueno… yo… aun no –explicó con timidez.
-¡Entonces sigues siendo una enana!
-¿Enana? ¡Ya veras!
Y le besó. Le besó con su magia, mientras se colgaba de su cuello. Un beso alegre, despreocupado, libre, fresco. Y el gato se quedo quieto, paralizado.
-¿Contento? Venga, ¡vamos! Ya puedo hacer cosas de mayores –dijo mientras se reía y giraba sobre si misma.
Jensen la siguió sin decir nada, mientras una sonrisa tonta se dibujaba en su cara y un pequeño cosquilleo germinaba en su estomago.

1 comentario:

Sara y Marta dijo...

Eeeeeh tía, enserio xD
Que tu tienes futuro como escritora xDDDDDDDDDDDD
esque me encanta ese texto, enserio.
Yo he escrito nuevo y marta también xD
tequieroooooooow